Antes de ser diagnosticado con cáncer de pulmón en 2013, comencé una organización sin fines de lucro para la prevención de la obesidad en la Esquela Franklin en Santa Barbara. La Escuela Franklin tiene un 99% de estudiantes latinos, muchos de los cuales ya tienen exceso de peso

u obesidad al ingresar al kindergarten.
Como parte de este programa, la escuela tiene huertos y una cocina de enseñanza. También tiene un gimnasio personalizado como resultado de haber ganado una medalla de oro del estado de California por la mejora en el estado físico y la reducción de peso en tres años. Blue Cross California donó el equipo para el gimnasio.

Recientemente, me involucré con el programa nuevamente. Alejandra Gutierrez es una de mis pacientes. Ella es educadora en la Escuela Franklin y es testigo de los niños pequeños que comienzan el jardín de infantes que están enormes y se preocupan por su salud en el futuro. Alejandra me presentó a Diego Figueroa, un graduado de Franklin que actualmente es un estudiante destacado, terminando el plan de estudios preparatorio.

Acepté ayudar a motivar, educar y dirigir un núcleo de voluntarios, muchos de los cuales son estudiantes pre-médicos en SBCC y UCSB, para ayudar a resucitar el programa. Son entusiastas de seguir desarrollando e implementando un programa integral de bienestar infantil, destinado a educar a las familias y sus hijos sobre el por qué y el cómo cambiar su estilo de vida y volverse menos vulnerables a las enfermedades asociadas con la obesidad. El enfoque también incluirá la identificación de traumas en la vida de las familias que pueden ser en parte responsables de la alimentación sin sentido. Las técnicas de reducción de estrés y el asesoramiento serán un componente importante de nuestro programa. Los niños tendrán el IMC y la presión arterial de referencia registrados a lo largo del tiempo para actuar como el principal resultado de la iniciativa.

La segunda mitad de la “Enfermedad Renal del Riñón” está dedicada a cómo podemos prevenir enfermedades crónicas graves al alterar nuestro entorno y nuestra mentalidad. Respaldado por la ciencia de la psiconeuroinmunología, el mensaje ofrece esperanza a tantos de nosotros que nos dirigimos hacia una vida con enfermedades. Esperamos aplicar algunos de estos principios en nuestra iniciativa de la Escuela Franklin.